Archivo del sitio

ijapú

El martes pasado, un sitio web anónimo abcolor.me, había puesto a disposición del público la posibilidad de crear sus propias noticias, parodiando magistralmente al diario abc color. Creatividad y humor se esparcieron en mil doscientos artículos ficticios registrados solo en las primeras horas. Todos tuvimos la oportunidad de divertirnos emulando el estilo de periodismo de abc.com.py

En ese instante, la directora de la versión digital del diario abc color, la periodista Mabel Rehnfeldt, pegó un grito que alcanzó el 7,1 de intensidad en la escala de Richter provocando la presente alerta meteorológica. Un fiscal del Joder Judicial acudió de inmediato al llamado de la selva y desde entonces, todos los fiscales que investigan causas como las del EPP, el robo al BNF, las coimas en el Senado, se volcaron a la caza de los peligrosísimos creadores del sitio de humor abcolor.me

Las compañías proveedoras de Internet y telefonía celular, Tigo y Personal, también sintieron el sismo y actuaron como se espera que lo hagan quienes confunden el logo de abc con un emblema nacional.

Ambas empresas privaron a todos sus usuarios el acceso a la diversión. Precautelaron intereses particulares por sobre los derechos de sus usuarios y sin pestañear violaron la Ley Nº 190, Art. 26 de Conatel que dice “…El prestador que provea el servicio deberá respetar el principio de neutralidad de las redes, por el que no podrá interferir o degradar el tráfico recibido o generado por el usuario…”

La presión de la ciudadanía se hizo sentir y la amenaza de una merecida demanda hacia esas compañías no se hizo esperar. Motivo por el cual ambas recapacitaron y reconocieron el error de origen “técnico”. Esto quiere decir que en ambas compañías a algún distraído se le cayó accidentalmente el dedo encima del botón rojo que dice “bloquear acceso a abcolor.me”

Y hablando de bloquear, el diario abc digital fiel a su costumbre, privilegia el uso de la libertad de prensa siempre socavando la libertad de expresión, y convenientemente deshabilita la posibilidad que los lectores opinen en esta noticia relacionada al tema que le aflige y también en esta otra donde alega que la parodia colectiva a través de abcolor.me: “Afecta la imagen de importantes empresas”, faltaría agregar todas del mismo dueño.

También se abstuvieron de informar sobre el bloqueo ilegal y sus repercusiones, evidentemente porque les toca de manera directa y obvia. ¿Actuarán así con todas las noticias que no son de su agrado?

Mientras, seguían apareciendo titulares creados por la gente, tales como “Carrizosa reconoce paternidad de Stuart Little”. Noticia desmentida horas después por el mismo Stuart, quien habría asegurado no tener parentesco alguno con ninguna rata del parlamento.

La parodia fue colectiva. El sitio aclara al pie, que la noticia es falsa y sin relación alguna con el diario abc color. El suceso a nivel masivo tuvo que ver con la burla hacia el estilo de periodismo de ese diario, instalado hace tiempo como el medio más manipulador y tendencioso del país. Evidentemente con las acciones legales que pretenden ejecutar, la intención de abc color sería mantener el monopolio de esas virtudes.

El Joder Judicial está abocado a encontrar a los creadores del sitio, pero se desentiende de las sanciones que pesan sobre las compañías telefónicas por haber violado la ley. Si la disculpa que presentaron ambas vale para eludir la pena, los creadores de abcolor.me podrían excusarse por haber usado, menos de diez minutos el logo original y quedar liberados de cualquier demanda.

Las redes sociales no son facebook y twitter, somos las más de un millón doscientas mil personas interconectadas en Paraguay, que representa  el 20% del electorado. Eso quiere decir que podemos cambiar este país con un click. Del mismo modo, pueden desconectarnos a todos, así de fácil como lo hicieron estas dos empresas la semana pasada, violando la ley con total impunidad, a menos que estemos atentos, informados y conectados de verdad.

El debate ahora pasaría por desentrañar quién es más japú: abc color o abcolor.me

FE DE ERRATAS:

Donde dice: representa el 20% del electorado.

Debe decir: representa casi el 40% del electorado.

 

 

Anuncios

metrobús

El proyecto Metrobús estaba pensado para beneficiar a toda la ciudadanía, excepto al Sr. Aldo Zuccolillo, propietario del diario abc color, de la Constructora Atlas y de Inmobiliaria del Este, entre otras varias empresas.

Aunque pensándolo mejor, él no sería el único perjudicado en este proyecto, también los colorados que utilizan los inmundos vehículos para acarrear a la manada de votantes, de individuos a quienes les mienten con metrobuses a cambio.

A medida que se profundiza en este rápido análisis, uno se va encontrando con otros negocios que también serían atropellados por el Metrobús. Los transportistas y otros empresarios ganarían más dinero, pero dentro de la formalidad que exige la ley y solo en términos comparativos en el rubro específico de transporte de pasajeros; obviamente quedarían fuera otros intereses que actualmente se mueven en negro de manera simultánea dentro de la flota de serial killers al volante.

La cantidad de dinero en efectivo que circula libre de inspección y control en las chatarras ambulantes, propicia de manera ideal el blanqueo de capitales.

Volviendo al párrafo inicial y a juzgar por lo que se aprecia en el mapa, el señor Z, vislumbrando una reactivación futura del ferrocarril, adquirió muchos inmuebles en zonas aledañas o contiguas a las viejas vías del tren, una astuta estrategia que además de revalorizar sus propiedades, haría que la ciudad crezca en torno a sus negocios. La insalvable falencia del Metrobús fue no contemplar ese itinerario.

Afortunadamente para el Sr. Z, y por esas caprichosas casualidades, el eterno aspirante a Presidente de la República Lino César Oviedo, tiene un oportuno proyecto ferroviario que justo utiliza ese antiguo trayecto, si bien no resolvería ni la décima parte de los problemas que el metrobús sí, cuidaría más y mejor los intereses del Sr. Z y los propios. Esta feliz coincidencia dio paso a una linda amistad entre ambos, aunque las malas lenguas aseguran que son viejos socios comerciales.

Es así que el diario abc color tiene sobradas razones para emprender una campaña de descalificación sostenida, sistemática y virulenta contra este proyecto. El diario con fe en la plata, aprovechó la ausencia de información, la mediocridad de cierto periodismo y la nula capacidad de comunicación del Ministerio de Obras Públicas, que jamás atinó a poner al alcance del público, la información más relevante, comprensible y oportuna del proyecto y se perdió la oportunidad de motivar la participación y la presión de la ciudadanía que es la única víctima de esta cadena alimenticia.

Luego apareció el rumor de la compra de votos a cinco mil dólares cada uno. Cosa perfectamente creíble dada la naturaleza de estos seres, pero que apesta a “coartada del perejil” sobretodo por la manera en que trascendió.

El metrobús no solo reemplazaría a los vetustos colectivos, sino que cortaría gran parte del circuito corrupto e impune que vampiriza a todo el país.

Por eso el metrobús no anda.