golpe al juicio

El nulo tiempo de defensa que tuvo Fernando Armindo dice ampararse en la Constitución Nacional que no contempla la duración de este menester. Eso alcanzó para justificar que le otorgaran un tiempo imposible para defenderse, pasando por encima de la razón que dice: Que algo no esté prohibido, no implica necesariamente que esté permitido.

Es que nuestra ingenua Constitución supuso que el sentido común no necesitaba reglamentarse.

A partir de allí surgen dos bandos polarizados: a los que están en contra de lo que sucedió se los llama “zurdos”, a los que están a favor de la destitución sin importar cómo sucedió, insólitamente, se los llama “derecha”.

Los zurdos de este país se caracterizan por jactarse de no necesitar de lujos, ni bienes materiales para vivir; y de ser justos, tolerantes e inclusivos con la diversidad, excepto con gente de “la derecha”, a quienes les demuestran su total intolerancia. Los más fanáticos elevan la pobreza a categoría de virtud. Han logrado imponer la moda desaliñada o “look hechoputa” como estandarte de su ideología. Los menos fanáticos que tienen un buen coche son tildados de “zurda caviar”.

La derecha por su parte se caracteriza por tener miedo. Los únicos cambios que asimilan con soltura son los de la moda. Todo lo demás les da miedo. Temen que se les raye el auto, que se les limpie el vidrio, que su hijo le salga gay y que algún campesino descubra que tienen un patio grande en el fondo de su casa. Por eso la cercan con alambres de púas electrificados y alarmas con monitoreo las 24 horas vía satélite. Están convencidos que el dinero es una virtud y sólo intercambian ideas con quienes piensan lo mismo.

Una discusión de tres personas les remite a la Guerra de la Triple Alianza, que sucedió hace un siglo y medio atrás, más o menos el tiempo que tiene Juan Carlos Galaverna en el gobierno.

Los zurdos tienen a su favor ser, en apariencia, quienes más promueven la justicia. Son los que más difunden los informes sobre las tierras mal habidas y quienes más pelean por la justicia social.

La derecha en cambio tiene miedo muchas veces justificado. No me puedo imaginar qué se sentirá saber que el propio nombre figure en la lista de los beneficiarios de las tierras mal habidas. Cualquiera tendría miedo si sus ingresos proveniesen de actividades ilícitas o de sociedades no tan anónimas con estos macabros personajes. La derecha no tan recta tiene mucho que perder.

En el medio de estos dos extremos hay mucha más gente de la que aparece, que ponen el acento en la búsqueda de justicia social, y entienden que eso no es precisamente ser “socialista”.

Recuperemos el juicio.

Anuncios

Publicado el 27/06/2012 en Mirada Horizontal y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. 9 comentarios.

  1. Ricardo Álvarez

    Me gusta…

  2. Muy bueno….lo que te olvidaste de mensionar es que esta incipiente izquierda caviar apuntan y utilizan el terror y la manipulacion como via para llegar a sus objetivos (personales ) yo también estoy lejos de este extremo y no me considero socialista…..soy un simple ciudadano que trabaja y quiere vivir en paz, pero cuando veo y escucho cosas como las que vi ultimamente me dan ganas de que esa gente se aleje lo más posible y no importa como, aunque la gente que los alejó tampoco me interesa…

  3. iluvatardiosdearda

    jajaja

  4. Interesante observacion. Lo que no estoy de acuerdo es que siempre nos quieren estirar de los extremos. Yo por ejemplo creo que el trabajo y la educacion es lo que ayudara al desarrollo del pais. El problema es que no todos quieren trabajar o estudiar, sino que toman lo que se les tiran de vez en cuando. Es bueno manifestarse y reclamar lo que no es justo, siempre y cuando se sepa de lo que se esta hablando o defendiendo. Es facil juzgar a otros, pero dificil juzgarse a uno mismo.

  5. ana cristaldo albospino

    jajajaja, absolutamente divertido y genial tu escrito!!!!!no todo es blanco y negro hay grises, no seamos maniqueistas sino objetivos y rigurosos sin perder el humor

  6. Miedo a que la empleada le como el pan Fargo en vez de la galleta que le compra “especialmente” para ella

  7. Miedo a que le construyan edificios en el barrio y les quiten el “sol” a sus niños…

  8. Miedo a organizar un baby shower y que no aparezca zona vip de ABC

  9. Fear is the path to the dark side. Fear leads to anger. Anger leads to hate. Hate leads to golpe de estado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: