oremos


En este país los problemas se resuelven de milagro. Cada vez que hay un inconveniente, los vacunos se limitan a encadenarse a la oración y reclamar desde allí un milagro a su Dios. Es como si se arrearan en cadena, que tiene que ser lo más extensa posible, para llegar hasta las oficinas del mandamás.

La manada pacífica no corta calles, rutas, ni hace manifestaciones incómodas para reclamar justicia, o para exigir la renuncia de corruptos gobernantes embutidos en sus catres. Recurren a las cadenas de oración y esperan estoicos el milagro requerido.

Si las cosas van bien aseguran que es gracias a Dios y si los resultados no son los esperados, la culpa la tiene el eslabón perdido.

Gracias a Dios ahora existen las redes sociales que sirven de plataforma para que casi el 17% del país se encadene a las convocatorias que ofrecen beneficios divinos.

Dentro del poco más del 80% que no integra las redes sociales, está Rafael V. repartidor de gas, quien no hace mucho sufrió el secuestro de su hija de ocho años. En su condición de casi ser humano, la única cadena a la que accedió es a la que todavía tiene su cisterna.

Rafael no recibió la llamada desesperada de Mina para obtener información. Quizá porque no es su repartidor de gas. Tampoco hay consternación por los casos de trata de personas, no hay remeras, calcomanías, carteles ni pancartas de protesta. Seguramente la actitud inconmovible viene dada por la convicción de que el caso está en buenas manos, las de Dios.

La impasible espera de la intervención divina que solucione todos los problemas nos une en cadenas de oración, esperando que las súplicas sean oídas por el mismo Dios que gratificó a toda la humanidad con el beneficio del libre albedrío.

El libre albedrío es nada más y nada menos que la libertad que tiene el ser humano para hacer, deshacer y pensar lo que se le de la gana. Muchos entrepreneurs han visto una veta muy lucrativa de negocios en esto y se dedican a sustraer los libres albedríos de otros, devolviéndolos a cambio de un pago previo. Para que la operación funcione, el libre albedrío debe estar en uso y posesión de su dueño.

En ciertos casos como las personas con problemas de salud, presos, o de recursos mínimos, sus libres albedríos son custodiados por manos ajenas que lo utilizan como si fuesen un control remoto que dirige las acciones de los que por tal razón, se llaman desposeídos y en el mejor de los casos, empleados.

Así es como los visionarios han convertido la libertad en mercancía, y como todo en este país, hay organizaciones que las trafican operando al margen de la ley. Y también están las otras, que a cambio de un salario bien llamado mínimo, adquieren libertades ajenas que les sirve para ampliar la propia, pero dentro del marco de la ley.

Entre tanto los anquilosados gobernantes de siempre, mientras el pueblo se encadena voluntariamente para orar, hacen uso y abuso de nuestros no tan libres albedríos.

Esto es una cadena, si no compartís en tu muro, tendrás siete años de malaria seguida de una lenta muerte.

Anuncios

Publicado el 06/09/2011 en Mirada Horizontal. Añade a favoritos el enlace permanente. 5 comentarios.

  1. la salamandra

    co..co.comoo estas queriendo insinuar que los captores no liberaron a Dalia por que fueron tocados en sus corazones?? estas queriendo que yo dude de mi fe ??? seras excomulgada, extraditada y exterminada por tus palabras !! Herejeeeee

    Y no comparto nada en mi muro… de todos modos ya llevo 7 años de malaria, que me hacen 7 mas !! icchhhhh!!

  2. Teddy Salgueiro

    Excelente artículo! me encantó ver como tiene una onda super didáctica! ayuda a pensar a través de un vocabulario, sincero, directo y honesto y muy vehemente.
    Y te lo dice un hereje de verdad! jaja

  3. la cisterna sin cadena

    Los otros secuestrados que no tuvieron la misma suerte no habrán orado lo suficiente

  4. bien por la claridad mental, bien yuki , bien!,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: