la copa bicentenaria

La albirroja jugó la Copa América poniendo en la cancha, como es habitual, eso que todo el país les pide siempre en su intento de insuflar valor y coraje: “huevos” y “garra guaraní”. Obedeciendo a ese mandato, jugaron como leones fuera de su hábitat, es decir, desorientados, luchando por la supervivencia, poniendo tanto “huevo” que el adversario hizo mayonesa y se los comió entre dos panes.

Se proclama la “garra guaraní” en el mismo país donde “indio” se emplea como insulto. Este apelativo pretende exaltar virtudes tales como la valentía y, según se ha constatado, el instinto de conservación.

La mala suerte hizo que la ponderada garra leonina se encontrara con ágiles domadores que, como si tuviesen látigo en mano, los mantuvieron alejados del arco durante todo el partido y domesticaron a las fieras con bastante facilidad.

Fieles a nuestro ser nacional que cumple doscientos años de supervivencia, la selección llegó a la semifinal de la misma manera: durando y sobreviviendo, más concentrados en no perder que en ganar. Evitando la derrota en lugar de buscar la victoria. De pronto atajar se convirtió en un atajo, el arquero del equipo fue nuestro Robin Hood.

Muchos extrañaron a Salvador Cabañas, quien fuera la estrella de la selección antes del trágico episodio donde, como si hubiese hecho mérito a su apodo de “Mariscal” que le puso la gente, casi termina fusilado como aquel.

Hinchas, pueblo y futbolistas se preparan para sufrir como la guerra. El país quiere ver sacrificio, no quiere ver victorias, quiere ver sudor, lágrimas, huevos desparramados y garras que no precisamente sirven para jugar al fútbol.

Al pueblo paraguayo no le interesa la inteligencia, la estrategia, la táctica en ninguno de los órdenes de la vida. El pueblo tiene por objetivo sufrir. A los jugadores le piden garra y a la Virgen los goles, justamente a ella, que según los católicos, jamás tocó una pelota.

Sentenciar a los once jugadores a ser leones, implicaría también que por esa misma naturaleza, no puedan jugar en equipo.

Con puros cuestionamientos y sin gloria, llegó la selección a la semifinal del campeonato y podemos decir orgullosos, que con mucho sacrificio consiguió hacer ganar al otro.

Es hora de reemplazar el grito de guerra, por un gol.

Anuncios

Publicado el 26/07/2011 en Mirada Horizontal y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. 19 comentarios.

  1. Espectacular! sabias palabras…

  2. Genial como siempre 🙂

  3. Si. Me gusta leerte a veces, porque encuentro en alguien fuera de mi, que escribe lo que pienso, lo que siento, a veces. Esta es una de esas ocasiones, una vez mas. Y sobre todo que atina a decir la justa verdad sobre nuestro modo idiosincratico de “ser paraguayos” , ahora en cuanto al futbol. Realmente, tenemos “nuestras formas”, en todo ambito que hace a nuestra cotidianeidad cultural general. Pero, ¿sera que alguna vez?, el pueblo paraguayo se dara cuenta, de que cosas son las que si deben cambiarse para que minimamente empecemos a ser nacion paraguaya en serio. Creo que tu comentario apunta al mismo lugar que considero debemos empezar ya a “generar cambios profundos”. En el futbol seria, generando escuelas de futbol, donde se potencie el dominio de balon como primera medida. Ya luego se puede ir viendo la estrategia mas conveniente. Pero, sin dominio de balon y de actitud psicologica dominada…mmmm. Tenemos que ya superar la etapa del no aprendizaje de nuestros errores. Aprendamos a subsanar los errores, cuando ocurran. Es inadmisible que todo termine sin haber echo una conclusion o juicio de valor sobre que aspectos se han descuidado y no precisamente para lapidar a nadie. La idea es “subsanar” la falencia. El Paraguay es el “corazon” de america. Hagamos valer este pequeño motor que insufla la vida a todo el continente. Solo que para que esto ocurra, debemos dejar de lado “el patriotismo de las palabras” y enarbolar “el patriotismo de las actitudes”. Honestidad, trabajar a conciencia, dominio de lo basico y aplicacion y disciplina. Haciendo esto minimamente, podemos de verdad empezar a decir, que realmente amamos a nuestra nacion paraguaya. Gracias Yuki por el pie y disculpa si me excedi en tu espacio. Saludos.

  4. Soy devoto de la Virgen de las Pelotas.

  5. Soy parte del pueblo Paraguayo y no, no quiero sufrir, quiero ganar.

    Todo comentarista deportivo debería considerar la posibilidad de que los jugadores quieren, y salen a, ganar pero se encuentran superados.

    Pero, cuando tu equipo es superado, cuando no se puede llegar a la meta adversaria, cuál es la alternativa? una es aguantar, seguir intentando con lo que se tiene hasta que el árbitro marque el fin.

    La otra es ser derrotistas y bajar los brazos, pero un Lucas en muletas, Roque lesionado, Verón aniquilado, Haedo sin respiración parece indicar que es la primera opción la que eligieron, no la del derrotismo, y simplemente fueron superados.

    Es triste e injusto que, por haber perdido UN partido, trates de improvisados, sin técnica y “puro huevo” a un equipo que enfrentó DOS veces al PENTA campeón de mundo y lo doblegó.

    • te faltó decir “pobre angá la selección” Miguel

      Más triste e injusto es que pretendas que opine como vos, y si no es así, quieras etiquetar mi opinión.

      • Nada que ver! Todo lo contrario: GIGANTE lo que hizo la selección. Nuestras 2 últimas participaciones demuestran que vamos por excelente camino.

        No pretendo modificar tu opinión, por qué querría hacerlo?

        Opino agraviado porque te hiciste portavoz de lo que quiere “el pueblo paraguayo quiere” y por eso te cuento lo que yo, pueblo paraguayo también, quiero y no es para nada “sufrir”, “puro huevo” e “improvisado”.

        • yo justifiqué por qué hablé de “el pueblo” y expongo pruebas concretas que no se pueden negar. Las frases, los apodos y el slogan de “sufrido pueblo paraguayo” que enorgullecen a la mayoría.

          En cambio vos sí, basás todo tu análisis “del pueblo” en tu propia opinión. Y si lo que hizo la selección te parece GIGANTE, entonces ya no hay más para dar, hasta aquí llegamos, no se les puede pedir más? Yo sí creo que podemos.

        • me parece una exageración que te sientas “agraviado” y una falta quizá de autocrítica. Hay cosas que no se pueden negar.

  6. huevos desparramados se me quedó para siempre

  7. Es sintomático que el equipo paraguayo casi siempre aparente jugar en muletas, y que aquellos que queremos ver y estar orgullosos de un buen futbol salido de estos pagos tengamos que bancarnos un espectáculo triste, patético, al que comentaristas y – lamentablemente muchos compatriotas- edulcoran con adjetivos y sustantivos aún más patéticos. Pero resulta que cada vez suena más a excusa, y que ese edulcorante retórico que todavía se utiliza, tenía fecha de vencimiento en febrero del 89.
    Dicho esto, no es culpa de esos 11 buenos muchachos que entraron a la cancha a dar lo mejor que podian, es culpa de nuestra mentalidad de mierda, que sella a fuego en nuestro inconsciente clichés como garra guaraní, sufrido pueblo paraguayo, y otras joyas literarias para justificar el “ya da ya”, el “upeichante”. El día (o la noche) en que dejemos de considerar a estos 11 buenos muchachos como heroes y verlos en su justa dimensión de profesionales del espectáculo futbolístico, cambiarán muchas cosas. No quiero un espectáculo que me cause constantemente sufrimiento y frustración, porque deja de ser espectaculo.
    PARE DE SUFRIR.

  8. Excelente post

  9. Antes que nada: profundísimo respeto a los jugadores de nuestra selección, muchas cosas tuvieron en su contra y muchas cosas tuvo uruguay a su favor, que aprovecho venir de la llave de argentina, que como todos los que vemos futbol sabemos que el local siempre tiene un poquito mas allanado el camino, tampoco quiero desmeritarlos pues son indiscutiblemente lo que mejor tiene el continente.

    El Paraguayo no es solo un sobreviviente, jejeje, aunque no lo creais jeje es muy practico a la hora de disfrutar de la vida, creo que genéticamente todavía recordamos que todos tus esfuerzos se pueden ir ala mierda en un ratito, tu campo, tu casa, tu familia, imaginense el panorama de un país al que le pusiste trabajo, destruido por el cañon.

    Bue, despierta ya una generación que cree que un poco de asado birra y futbol ya no es suficiente, hay que hacer mas.

    Creo que falta que le alentemos a Paraguay en otros ámbitos, y en especial dejar de pedirle cosas a la virgen, los 8 de diciembre la gente va a pedirle políticos mas buenos jejejejejejeje, nos dio un presidente obispo y nos quejamos jajajajajajaja.

    Un beso mi geisha preferida, no vayes ser tan dura son futbolistas esto es entretenimiento, los jueputas estan en otro lado.

  10. Mr. Monopoly

    A quién le importa el football… Eskiusmi, es un deporte para ignorantes, así como la cerveza es el elixir para los mismos… Me voy a ver Badminton con la condesa Shortshot. Au revoir.

  11. “Debes arar con los bueyes que tengas ” dice un refran ingles, eslo que hace la seleccion, usa su mejor arma.
    No podemos jugar como el Barcelona, ubiquense.

  12. bien expresado, no se puede nomás hablar así por ahí, a mí me acusan de antipatriota siempre..esperaré con ansias gritar alguna vez ‘gol’, y que no nos metan 3 luego de ese..fue divertido a pesar de todo, y nadie quiere a Martino, que os llevó como pudo bastante lejos, en fin, vaya paraguayidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: