la familia feliz


Las calcomanías de la familia feliz que últimamente se replican en la parte posterior de los vehículos, tiene sus orígenes en esa edulcorada serie de televisión de los ochenta: La Familia Ingalls.

Esa familia perfecta y tradicional que tanto la religión se empeña en promover hasta hoy, daba profundos ejemplos de moral, tanto, que la actividad de los esposos Ingalls todas las noches en la cama era leer la biblia y comer pororó, sin mostrar nunca la más minúscula actitud sexual, salvo que quisieran procrear, situación que también se salvó adoptando a un niño. De cualquier manera, sus detractores sospechan que en el techo, sobre la cama matrimonial, había un gran espejo y no era precisamente para mirar la cubierta del libro.

Cada episodio de Los Ingalls terminaba con una moraleja pontificadora de superación y unidad familiar. Gracias a Dios superaban estoicamente todos los contratiempos y miserias juntos, pegados y felices. De estas últimas palabras surge la idea que impulsó a Charles Ingalls a crear las calcomanías de la familia japi chugueder.

Los religiosos afirman que esa inspiración fue un regalo de Dios para Charles, por ser un padre de familia ejemplar, hombre trabajador y fiel. Aparentemente se convirtió en un visionario por gracia de Dios, igual que su hija Laura que corría montaña abajo con los brazos extendidos emulando a un avión cuando éste aún no se había inventado.

El árbol genealógico de los Ingalls es frondoso. Sus descendientes se identifican mediante las calcos que pegan en sus carretas siglo XXI. Cada vez que las veo, me invade una emoción nostálgica y sobretodo, muchas ganas de conseguirme un marido granjero con tirantes para poder procrear bajo el mismo techo pero sin espejos, como manda la religión.

Desde 1885, año en que vivieron los Ingalls, hasta hoy, sus fieles descendientes conservan esos valores tradicionales con pequeñas variantes como la evolución de la carreta, de granjero pobre a estanciero rico, vestidos amplios y largos a cortos y ceñidos al cuerpo previo quirófano y de las pecas de Laura Ingalls a pecados en cada miembro familiar.

La iglesia continúa siendo la institución principal, donde acuden a escuchar el sermón cada domingo, esto luego les permite identificar a aquellos miembros de la sociedad que no cumplen con los valores tradicionales como ellos y por tal motivo, son segregados como merecen. Madres solteras, homosexuales, huérfanos, drogadictos, divorciados y separados son los Ingalls fallidos de la sociedad, tal como lo señala la iglesia cristiana que, como sabemos, son los dueños de la palabra de Dios y desde esa jerarquía autoimpuesta, insisten que es preferible que la casa se queme, pero que no salga el humo.

Obedientes a esa consigna, jamás pondrían en su coche el sticker de su amante, ni la botella de pilsen, ni borrarían las sonrisas impostadas, pero sí, como buenos cristianos, agregarían la calco que representa a la empleada doméstica, con un hermoso delantalcito que la identifica, y sobretodo, le recuerda el lugar que ocupa en la familia.

Así que para los Ingalls fallidos está el demonio que, mucho más comprensivo, creó a los Simpsons.

Anuncios

Publicado el 14/06/2011 en Mirada Horizontal y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. 19 comentarios.

  1. Si todavia queres un granjero al estilo ingalls, capaz hacia las colonias alemanas del chaco conseguis uno 🙂

  2. Laura de brazos extendidos emulando a aviones ya inventados

    Podes encontrar fácil un granjero que quiera una cabra!

  3. Beto Barsotti

    Como siempre B R I L L A N T E !!!!!

  4. Había también otra serie llamada Los Walton, que parece no comian mucho pororo que digamos por la cantidad que eran, con los mismos principios familiares que los Ingalls y al final de la jornada todos desde su cama se daban las buenas noches, en general con los problemas resueltos y con los lazos familiares firmes a pesar de los contratiempos. Ahora, como decis estan los Simpson, modelo de la antifamilia, donde la pequeña golpea con un martillo a su padre porque se sento en su lugar. Y ahora estan los Arnold Schwarzeneger y estan los Anthony Weiner que muestra sus partes intimas a traves de la Internet a jovencitas y las no tanto. La familia muy bien gracia. Son muy simpaticas las calcomanías que mencionas y no creo que haya mejorado la vida familiar del que las usa, pero espero que sirvan para dar algo de dinero a los que la venden. Con todos los problemas que hoy pasan los integrantes de una familia no es facil mantenerse muy unidos, pero a pesar de eso, mi voto por la familia. Good night John, good night Olivia, good night Mary, good night Juki!!

  5. Buenas noches John Boy!

  6. Tambien va mi voto por la familia!!, Buenas noches Alicia. Y tambien para los demas, aunque lastimosamente al parecer cadavez les es mas dificil comprender el tema de la necesidad de crecer desde el amor que logicamente se aprende en la familia.

  7. Me gusta el nuevo look del blog 🙂
    Y a pesar de la hipocresía de los nuevos Ingalls y su calcomanía, comparto el deseo de Alicia de que al menos sirva para hacer ganar unos pesos a los que las venden.

  8. Excelente post!!!!

  9. Editorial Ombligo del Mundo

    Umm, en Microfísica del Poder, Michel Foucault explica un poco como dentro de la familia se dan ejercicios de poder igual que en la sociedad, y te das cuenta como en la familia ingalls tradicional (la de las calcomanía) las mújeres y l@s niñ@s se llevan la peor parte de la distribución del poder…. Por otra parte Wilhem Reich explicó el surgimiento del totalitarismo nazi desde la familia tradicional de alemania. Yo me pregunto; cuánto del modelo tradicional de las familias paraguayas ha contribuído a levantar la reciente dictadura stronista y por otra parte, en cuánto ese modelo de familia tradicional contribuye a mantener herencias patriarcales hegemónicas como el autoritarismo, el machismo, la discriminación hacia todo lo diferente, y la violencia misma, en nuestra situación actual como Sociedad Paraguaya. Mi voto es de censura hacia ese modelo prehistórico de aglomeración societal…

    • fredi citó una frase de Lacan que resume eso que decís: “La familia como modelo de perversión” y responde me parece a esa pregunta que te hacés. Y peor acá, que se vive en estado de asamblea con flias numerosas que van hasta los primos terceros. No está mal que exista la flia Ingalls (ver la historia verdadera por favor, terrible) lo que es insoportable es que pretendan ser un modelo a seguir.

      Tuve pesadillas Miguel por tu culpa

  10. Editorial Ombligo del Mundo

    que no tengas buenas noches, Yuki =) Miguel

  11. Daniela Santarelli

    “Que la cas se queme pero que no salga el humo”, jajajaja!!!, es asi mismo en este pais. Chuza!!! 😉

  12. jaaaaaaa odio esas calcomanías!!!

  13. Muy bueno, cuantas familias sufren historias de horror para evitar que se vea el humo!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: