un dos tres planking


Hice mi primer planking un mes y medio antes de cumplir 37 años, o sea ayer. Estuve en la posición indicada sobre la mesada de la cocina ante la mirada atónita de Miranda, que nunca antes me había visto hacer tal cosa. Empezó a ladrar y a saltar con tono de protesta; y esa fue toda mi experiencia que decidí no documentar por amor al prójimo.

Estando boca abajo, con los brazos firmes a los costados y la mirada bizca a dos milímetros de la superficie de la mesa, recordé el tradicional juego un, dos, tres, miro que quienes hoy ya son adultos (no es mi caso) jugaban en su remota infancia.

El objetivo de ese juego de antaño era ser el primero en tocar al niño a la pared en la cual se apoyaba. Y durante el desarrollo, no dejarse sorprender nunca en movimiento, es decir, cuando el sujeto avisaba “¡miro!” al voltear, uno tenía que quedar tieso como estatua, para no pagar ninguna “prenda”

El planking es la evolución del un dos tres miro con pequeñas variaciones tales como: en lugar de jugar con vecinitos malos y familiares tramposos, el jugador puede ser cualquier persona en el mundo que tenga internet, un torso y una cámara fotográfica.

La consigna es tenderse en la posición antes indicada, el tiempo necesario para que el coequiper pueda fotografiar la hazaña. Para este juego no hay edad, ni se requiere de ninguna destreza física ni mucho menos mental. Hasta un muerto puede hacerlo.

El rol del “niño mirón” lo cumplen todos los internautas que, les guste o no, ven las fotografías que por naturaleza ya cumplen con la regla del no-movimiento. El lugar de juego es todo el mundo.

Hacerlo en lugares insólitos y divertidos es el desafío. Y aquí comienzan los matices del juego. Un australiano por ejemplo, moría por hacer planking y cumplió su sueño de manera literal.

Una pareja escuchó “hacerlo en lugares insólitos” e inmediatamente interrumpió el coito poniéndose en posición rígida para sumarse a este juego mundial. El periodismo local sigue investigando si realmente hicieron planking o fue un caso típico de coitus interruptus.

En el orden local, el planking se adaptó a conocidas destrezas autóctonas como por ejemplo la capacidad de dormir en cualquier lugar, respetando un estricto código etílico que facilita su desarrollo. A esta proeza nacional se la bautizó con el nombre de “planching” por el hecho de quedar planchado en cualquier lugar, generalmente con la remera descubriendo el treinta por ciento del abdomen henchido de alcohol.

Los espectadores, entretanto, se divierten o se indignan ante el absurdo. Uno de los efectos de la globalización es que el patio de juegos en común ya no está en la casa, sino que se extiende a todo ese mundo globalizado.

La nacionalidad trasciende las fronteras, el exceso de información y la oferta de posibilidades genera en las personas, sobre todo jóvenes, el miedo de perderse en la multitud, de manera que buscan retroalimentación, por más instantánea y absurda que ésta sea. La preocupación consiste en quiénes nos oyen y no tanto en lo que sentimos y hacemos.

La saturante información que recibe nuestra mente, también hace que repitamos algo sin saber si hemos sido largo tiempo manipulados para ello.

Los dispositivos cada vez más versátiles creados para estar conectados en todo momento y lugar, paradójicamente, nos mantienen aislados, creando en nosotros una serie de costumbres contemplativas.

Probablemente la clave del éxito de un fenómeno como el planking sea la osadía de despojarse de la razón y no ajustarse a las normas sociales establecidas.

Si lo absurdo une y lo complejo margina, tal vez inconscientemente, vivimos la vida en modo planking.

Anuncios

Publicado el 25/05/2011 en Mirada Horizontal y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. 15 comentarios.

  1. Yo no hago planking porque boca abajo me balanceo…
    Por la panza, claro.

  2. no tengo que pensar en Uma Thurman cuando hago planking,
    no tengo que pensar en Uma Thurman cuando hago planking,
    no tengo que pensar en Uma Thurman cuando hago planking,
    no tengo que pensar en Uma Thurman cuando hago planking,
    no tengo que pensar en Uma Thurman cuando hago planking,
    no tengo que pensar en Uma Thurman cuando hago planking,
    no tengo que pensar en Uma Thurman cuando hago planking,

  3. Hola, soy yo...

    si yo era tu vecina vos ibas a ser la vecinita mala

  4. Vegetariana

    Con mi último planking boca abajo me atranganté mal jaja

  5. porque pico no ilustraste con tu planking!!=)…..1,2,3 miro!! …te moviste! te moviste!

  6. gracias por describir un poco el planking que ví, fcebook obvio, se puso de mod por asunción, una foto de mi sobrinita bebé hciendo planking decía mi hermana,la mamá. Por estar en el extrangero me reí pero no sabía nada. Me gustó mucho lo moderno y lo sociable, algo que criticar y algo que rescatar, risas y verdades, tiene de todo un poco el artículo. Lo disfruté mucho. Nosé si quiero hacer o ver ‘planking en vivo 😛

  7. Gabriela Vergara

    No entiendo el tema del planking. No, no entiendo. Lo siento, no entiendo.

  8. Gabriela Vergara

    En este texto, Yuki, no queda muy clara tu posicion respecto al tema.. segun mi parecer al menos.

  9. Ya viste la revista dominical de ABC? Calo hace su interpretacion ilustrada del planking, esta muy bueno. Genio Calo!! Lo que significa que tus escritos van expandiendose!! Que bueno!!

    • hola Alicia, gracias, pero lo del planking fue un boom en twitter hace un par de semanas ya. Difícilmente se haya basado en mi texto. Pero algún día capaz que sí 🙂

      • Ha no sabia que habia sido un boom en twitter, no twiteo casi nunca. De todas maneras tus escritos se van expandiendo, Pueden estar de acuerdo o no, pero asi es la vida, Es mas es la sal de la vida!!

  10. Gabriela Vergara

    Deberia sentirme mal porque no tengo ni la mas minima gana de hacer planking?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: